domingo, 1 de marzo de 2015

Agujas bloqueadoras de KnitPro


Os enseño un nuevo producto que tenemos en la tienda: las agujas bloqueadoras de KnitPro. 

Ya sabéis qué significa el término bloquear: es dar forma a la prenda después de tejerla. Se hace sobre una superficie de goma eva, ya sea una esterilla de yoga o unos bloques de colores que se unen como piezas de puzzle. Se coloca la prenda y se sujeta con alfileres para conseguir que la forma sea la idónea.

Las que habéis hecho algún chal sabéis que al finalizarlo aquello tiene pinta de churro. Sólo al bloquearlo se consigue un resultado casi de profesional.

Hay otras formas de  hormar una prenda como, por ejemplo, con una plancha a baja temperatura y poniendo un paño entre el tejido y la plancha. Este era el sistema que yo utilizaba antes, pero no me convence nada. Haciendo eso estropeé un poncho porque no sabía (había comprado la lana al peso) la composición exacta y resultó que debía tener algo de acrílico. El caso es que se me quemó una zona aunque puse todos mis sentidos en hacerlo despacio y bien.

Después de ese episodio empecé a buscar en internet otros sistemas y me encontré en youtube con un pequeño vídeo donde una chica, muy amablemente, me enseñó esta técnica tan fantástica.

Hasta ahora había utilizado alfileres corrientes. El problema de los alfileres es que, al tener la cabeza tan pequeña, acabas con las yemas de los dedos rozados de tanto quitar y poner  para conseguir la forma perfecta.  Y los alfileres con cabeza al final acaban descabezados.  Por eso, cuando me surgió la oportunidad de traer a la tienda estas agujas bloqueadoras de la alemana KnitPro no lo dudé. Hoy  mismo las he estrenado y me parecen muy cómodas, tanto por el tamaño de la aguja como por la cabeza.

Aprovechando que he terminado un poncho, las he probado.










2 comentarios:

  1. Hola! No conocía estas agujas para bloquear. Parece que vienen muy bien, seguramente termine probándolas. Gracias por la información. Besotes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola CriS. Son muy cómodas y no te rozas las yemas de los dedos como pasa con los alfileres normales. Para mí ha sido un descubrimiento.
      Besos

      Eliminar