jueves, 26 de marzo de 2015

Tutorial de Bloqueo

 En casi todos los post hablo del bloqueo de las prendas. Mucha gente no sabe exactamente a qué nos estamos refiriendo con ese término ni cómo se hace, con lo que al final lo que la mayoría de la gente hace es planchar la prenda. A mí esto me parece un error, pero esas costumbres son muy difíciles de cambiar.

Para que  podáis ver el antes y el después,  os enseño las fotos del antes, durante y después del bloqueo.


Estas dos fotos son con el chal recién terminado y ANTES  del bloqueo. Podéis observar que ha quedado la puntilla totalmente deformada, sin gracia.





El bloqueo es algo sencillo: consiste en dar forma a la prenda sobre una colchoneta de yoga o de los típicos cuadrados de alfombra infantil de goma eva, sujetando  la prenda con alfileres.
Se pueden utilizar alfileres normales de costura o los nuevos alfileres de KnitPro, que están diseñados especialmente para esta tarea.


Como este chal acaba en picos, he sujetado cada uno de ellos con un alfiler bloqueador. Si acabase en ondas habría que hacer la forma con tres o cuatro alfileres. Es algo muy sencillo.


Y el DESPUÉS: un resultado espectacular y que ha cambiado totalmente el chal. De ser un guiñapo a una prenda muy profesional.






lunes, 16 de marzo de 2015

Chal DREAM STRIPES

 Mis amigas tejedoras y yo decidimos hacer un Kal de un chal que me encanta, el Dream Stripes de Cailliau Berangere. Se puede conseguir de forma gratuita en Ravelry

Es un chal  con rayas en dos colores y que se  comienza por la parte de arriba, con cinco puntos, Se van aumentando seis puntos en cada raya hasta llegar a la parte del calado. Es un chal para un nivel  bajo/intermedio y sólo hay que tener la precaución de hacer el primer punto de cada vuelta muy flojo para que luego no quede tirante. 



Es el tercer chal que hago con este diseño y el segundo que tejo para mí.  He utilizado lana merino 100 %, la increíble   MALABRIGO LACE. Esta lana es muy finita (430 metros cada 50 gr) y he utilizado unos 35 gramos del rosa oscuro y unos 15/20 gramos del rosa palo. Es decir, que  este chal  pesa unos 50 gramos. A que parece increíble? 



Para que quede así de delicado he usado una aguja circular de 4.00 mm. El resultado es casi transparente. 


Como se puede apreciar, el rosa oscuro  tiene ligeros cambios de color, con lo que cada raya rosa oscura es distinta de la anterior, lo que le da un aspecto muy interesante.





En casi todos los post que hago hablo del bloqueo de las prendas.  He hecho fotos del chal antes, durante y después del bloqueo para que podáis ver la diferencia, pero eso será objeto de otro post. 

martes, 10 de marzo de 2015

Estuche para agujas circulares para mi amiga invisible


Como todos los años desde hace tres,  nuestro grupo de tejedoras hacemos una cenita de Navidad con un regalo para nuestra amiga invisible. 
Este año ha sido difícil podernos reunir en las fiestas y hemos tenido que dejar la celebración para finales de Enero. 
Este año me tocó como amiga invisible a Ajo.  No  fue muy difícil encontrar algo para hacer que le pudiese gustar. No tenía un estuche para guardar sus agujas circulares, con lo que me puse manos a la obra. 



Utilicé dos telas combinadas: un vichy en colores granate y beige y  otra tela en beige  y topitos blancos.


El estuche tiene forma de tríptico y cuando se desdobla hay dos solapas, para que las agujas y  los cables no se caigan. En el bolsillo grande de la izquierda hice unas separaciones para las agujas y demás utensilios. En el bolsillo de la derecha dejé espacio suficiente para que cupiesen holgadamente los cables de las agujas.





En el bolsillo de la derecha también caben ganchillos. Así puede llevar cómodamente todo guardado y ordenado. 




Espero que le haya gustado y le haya sido útil. 

domingo, 1 de marzo de 2015

Agujas bloqueadoras de KnitPro


Os enseño un nuevo producto que tenemos en la tienda: las agujas bloqueadoras de KnitPro. 

Ya sabéis qué significa el término bloquear: es dar forma a la prenda después de tejerla. Se hace sobre una superficie de goma eva, ya sea una esterilla de yoga o unos bloques de colores que se unen como piezas de puzzle. Se coloca la prenda y se sujeta con alfileres para conseguir que la forma sea la idónea.

Las que habéis hecho algún chal sabéis que al finalizarlo aquello tiene pinta de churro. Sólo al bloquearlo se consigue un resultado casi de profesional.

Hay otras formas de  hormar una prenda como, por ejemplo, con una plancha a baja temperatura y poniendo un paño entre el tejido y la plancha. Este era el sistema que yo utilizaba antes, pero no me convence nada. Haciendo eso estropeé un poncho porque no sabía (había comprado la lana al peso) la composición exacta y resultó que debía tener algo de acrílico. El caso es que se me quemó una zona aunque puse todos mis sentidos en hacerlo despacio y bien.

Después de ese episodio empecé a buscar en internet otros sistemas y me encontré en youtube con un pequeño vídeo donde una chica, muy amablemente, me enseñó esta técnica tan fantástica.

Hasta ahora había utilizado alfileres corrientes. El problema de los alfileres es que, al tener la cabeza tan pequeña, acabas con las yemas de los dedos rozados de tanto quitar y poner  para conseguir la forma perfecta.  Y los alfileres con cabeza al final acaban descabezados.  Por eso, cuando me surgió la oportunidad de traer a la tienda estas agujas bloqueadoras de la alemana KnitPro no lo dudé. Hoy  mismo las he estrenado y me parecen muy cómodas, tanto por el tamaño de la aguja como por la cabeza.

Aprovechando que he terminado un poncho, las he probado.