martes, 26 de agosto de 2014

Manta CAMILLA BLANKET tejida en muskat de Drops


     Muchas tejedoras tejen de forma incansable haciendo regalos para sus amigos y familiares. Otras se dedican  prácticamente  a tejer prendas para ellas. Mi amiga María José  pertenece al primer grupo y además le encanta tejer para recién nacidos. Lo último que ha hecho es una mantita  para una bebé que se llama Lucía y  que puede servir tanto para cubrir el capazo de un bebé pequeño, como para utilizarlo como arrullo y  para abrigarle cuando ya es un poco más mayor y va en sillita.




        Esta mantita es un diseño de Carrie Bostick Hoge que se llama Camilla Blanket y que se puede conseguir, previo pago, en Ravelry


     Está hecho con un algodón de Drops,   Muskat, en un color verde agua precioso. Ha utilizado ocho ovillos y tiene unas dimensiones de 70 cm de alto y 57 cm de ancho. Para este hilo de algodón está recomendada una aguja de 4.00 mm. María José ha utilizado de 3.5 mm y le ha quedado perfecto. Cada tejedor debe adaptar el tamaño de sus agujas a su forma de tejer. María José está pasándose del sistema inglés al continental y, según se ve, ha conseguido un tejido muy uniforme.









En esta foto se ve el acabado tan prolijo que tiene. Le ha quedado de revista. 




En este detalle se puede ver el avance del tejido.  Por supuesto, está hecho con agujas circulares. 


Creo que Lucía y su mamá estarán encantadas de utilizar esta mantita tan bonita. 

martes, 12 de agosto de 2014

CHAL ABYSSAL en tonos naranjas

Me encantan los chales, me parecen muy ponibles. Quedan genial con un simple vaquero y una camisa blanca. Es como mejor lucen.

Este patrón es de Karen and Karyn y se puede acceder a él de forma gratuita en Ravelry, la red social de miles de tejedores/as de todo el mundo.  




He utilizado una lana muy suave, con el grosor utilizado para calcetines. Para que la trama quedase abierta, he usado agujas de 4,5 mm. Así, después del bloqueo, luce así de bonito. Antes de bloquearlo era un churro enorme.




Es un patrón muy fácil, aunque se inicia desde la parte calada y yo prefiero empezarlos desde arriba.

Como siempre y para no perder esa costumbre tan arraigada en mí, deshice toda la parte de calados para cambiar de aguja y modifiqué las últimas vueltas porque siguiendo el patrón se volvía mucho la parte de arriba y no me gustaba. Las dos últimas vueltas has hice a punto santa clara y me gustó más cómo quedó.  También hice otra repetición del motivo para que quedase un poquitín más grande.El día que haga un patrón sin modificaciones, tendré que celebrarlo.





Los colores son mucho más vivos, pero la excesiva luz que había con la nieve de fondo, no me permitió hacer otra cosa.